engaños



Naturalmente que me drogaron, tanto que no recobré la conciencia hasta la mañana siguiente. Me horrorizó
descubrir que me habían deshonrado, y estuve inconsolable durante días, y lloré como una niña a la que van a
matar o a enviar de vuelta con mi tía.

Mayhew,

London Labour and the London Poor


Aun tan lejano, puedo saborear el dolor,

amargo y punzante con tallos, que él te hizo tragar.

La huella esporádica del sol, la brusca y breve

molestia de las ruedas allá en la calle

donde el Londres nupcial mira hacia otro lado,

y la luz, irrefutable y alta y ancha,

impide que cicatrice la herida,

y hace aflorar la vergüenza. Todo ese lento día

tu mente queda abierta como un cajón de cuchillos.

Los suburbios, los años, te han enterrado. No osaría

consolarte aunque pudiera. ¿Qué se puede decir,

sino que el sufrimiento es exacto, y que cuando

el deseo manda, de poco valen las interpretaciones?

Pues poco habría de importarte

haber sido tú menos engañada, sin sentido en esa cama,

que él, trastabillando al subir la escalera sin aire

para irrumpir en el desolado desván de la satisfacción.

 

deceptions


‘Of course I was drugged, and so heavily I did not regain my consciousness till the next morning. I was horrified to
discover that I had been ruined, and for some days I was inconsolable, and cried like a child to be killed or sent
back to my aunt.’

Mayhew,

London Labour and the London Poor



Even so distant, I can taste the grief,

Bitter and sharp with stalks, he made you gulp.

The sun’s occasional print, the brisk brief

Worry of wheels along the street outside

Where bridal London bows the other way,

And light, unanswerable and tall and wide,

Forbids the scar to heal, and drives

Shame out of hiding. All the unhurried day

Your mind lay open like a drawer of knives.

Slums, years, have buried you. I would not dare

Console you if I could. What can be said,

Except that suffering is exact, but where

Desire takes charge, readings will grow erratic?

For you would hardly care

That you were less deceived, out on that bed,

Than he was, stumbling up the breathless stair

To burst into fulfilment’s desolate attic.

 

 

 

 

 

Philip Larkin

Engaños

Poesía Reunida

Engaños

The Complete Poems, Archie Burnett, ed.

Nueva York, Farrar, Strauss and Giroux, 2012

Versiones de Damián Alou y Marcelo Cohen

Lumen

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

es posible

 

Es fácil y probable,
que al pasar los años, se desconozcan

 

belleza

 

Era tan guapa
que no llamaba
la atención