Rianne quizá está esperando a que le pongan o le quiten gasolina, gasola, gasofa, a su coche

automóvil, que es king size y muy descapotable. El surtidor es de gasofa desplomadísima, que

es como debería ser toda la gasofa de la vida y del mundo.

Rianne está hermosa de persona física, lo que incluye el vestido y los zapatos y el peinado del pelo.

Está hermosa de actitud o de intención, apoyada de codos en el surtidor, con las rapidísimas manos

libres, sueltas, colgando, preparadas, con el estilo del pistolero más rápido del Oeste que se ha

apostado enfrente del saloon para intimidar o desafiar al personal: es la pistola más rápida a este

lado del río y lo sabe, y sabe que lo saben.

Parece que Rianne passa de todo, pero sólo hasta que deje de passar, que es también el estilo

de los pistoleros: una enorme confianza en ellos mismos mezclada con indiferencia, además de

la convicción de que las cosas les van a salir como ellos quieren.

Forma parte de la ética y de la estética del Lejano Oeste, donde ahora Rianne se está haciendo

un nombre, un prestigio, tal vez una leyenda.

 

 

 

 


 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.