simon armitage

 

 

i say i say i say i say i say i say i say i say i say i say i say i say

 

 

 

the dead sea poems

faber and faber

london 1995

 

 

trad. miguel ángel jordán enamorado

y paula villalba pérez

 

hermēneus
revista de traducción e interpretación
22 (2020): 567- 571.

 

 

 

«I Say I Say I Say» 

 

 

El título del poema es significativo, ya que esta frase es una entradilla común de un tipo de chistes de la cultura anglosajona.
Es una expresión que equivaldría a frases como «se abre el telón»,
o «esto van un inglés, un francés y un español»

 

hemos optado por la traducción «Esto es uno que…».

 

Nos parece una equivalencia apropiada, al ser una entradilla habitual de una tipología de chistes

en castellano; en el poema se entremezclan la comprensión, la cercanía y una mirada sarcástica

de la sociedad. El autor busca impactar a sus lectores por medio de imágenes contrapuestas,

que adquieren una fuerza mayor gracias a la rima interna de esos versos.

 

Al contrastar ambas versiones, se pueden apreciar algunos ligeros cambios semánticos,

necesarios para mantener el sentido original, adaptando las expresiones a la lengua de llegada.

 

Tal es el caso de

 

«laugh» traducido como «diversión»,

«wrist» como «venas»,

«a yard of lint» como «metros de venda»

y «a dozen times», que ha pasado al castellano como «mil veces».

 

En los versos 3-5 ha sido posible mantener la rima interna que acelera el texto y aporta contundencia.

en las últimas tres líneas del poema el autor retoma el chiste iniciado con el título, al hablar de «punch line»,

y propone una broma cruel, comparando el amor con la sangre al hilo de una frase común, que se puede

encontrar en varias canciones.

Para traducir «punch line», hemos barajado diversas posibilidades: remate, golpe de gracia, colofón

Finalmente hemos escogido la expresión «golpe final»,

 

[ezcol_1half] 

 

 

   I Say I Say I Say

 

 

Anyone here had a go at themselves
for a laugh? Anyone opened their wrists
with a blade in the bath? Those in the dark
at the back, listen hard. Those at the front

in the know, those of us who have, hands up,

 

let’s show that inch of lacerated skin
between the forearm and the fist. Let’s tell it
like it is: strong drink, a crimson tidemark
round the tub, a yard of lint, white towels

 

washed a dozen times, still pink. Tough luck.
A passion then for watches, bangles, cuffs.
A likely story: you were lashed by brambles
picking berries from the woods. Come clean, come good,

 

repeat with me the punch line ‘Just like blood’
when those at the back rush forward to say
how a little love goes a long long long way
[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]   

 

esto es uno que…

 

 

¿Alguno de los presentes se la ha jugado
por diversión? ¿Alguno se abrió las venas
con una cuchilla en el baño? Los de la oscuridad,
allá atrás, escuchad. Los del frente,
los conscientes, los que lo hemos hecho, alzad las manos,

 

mostremos esa porción de piel lacerada
entre el brazo y el puño. Contémoslo
tal cual es: un licor fuerte, un rodal carmesí
alrededor de la bañera, metros de venda, toallas blancas

 

lavadas mil veces, aún rosáceas. Mala suerte.
Pasión por los relojes, pulseras, brazaletes.
Una excusa creíble: te arañaste con las zarzas
mientras recogías moras en el bosque. Sé sincero, sé bueno,

 

repite conmigo el golpe final «Como la sangre»
cuando los de atrás corran a decirte
que un poco de amor llega muy muy lejos.[/ezcol_1half_end]

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

eternidad

 

La vida vibrante entrando a borbotones; barriendo toda duda.

seis de corazones

 

Pero si lo piensas
con ese amor que sigue latiendo, cuando
el corazón deja de latir

 

el mar

 

Y en la tierra cumple su condena,
insumiso, con el viento, el sol y esa luna