Love Again, by Philip Larkin

 

Love again: wanking at ten past three
(Surely he’s taken her home by now?),
The bedroom hot as a bakery,
The drink gone dead, without showing how
To meet tomorrow, and afterwards,
And the usual pain, like dysentery.

Someone else feeling her breasts and cunt,
Someone else drowned in that lash-wide stare,
And me supposed to be ignorant,
Or find it funny, or not to care,
Even … but why put it into words?
Isolate rather this element

That spreads through other lives like a tree
And sways them on in a sort of sense
And say why it never worked for me.
Something to do with violence
A long way back, and wrong rewards,
And arrogant eternity.

 

 

 

Volver a amar, por Philip Larkin

 

Volver a amar: pajearse a las tres y diez
(¿Seguro que ya la habrá llevado a casa?)
El dormitorio, caliente como una panadería,
la copa acabada, sin que muestre cómo
vernos mañana, y después,
el dolor de siempre, como una diarrea.

Cualquiera sobándole los pechos y el coño,
otro más que se ahoga en esa amplia mirada pestañeante,
y me supone ignorante,
o que lo encuentro divertido, o sin importancia,
incluso… pero ¿por qué decirlo con palabras?
Mejor dicho, pongo en cuarentena este aspecto

que se extiende hacia otras vidas como un árbol
y las mece en una especie de sentimiento
que dice por qué nunca me funcionó a mí.
Algo hecho con violencia
mucho tiempo atrás, que premia por error
con arrogante eternidad.

 

 

 

 

 

 

 

___________

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

ángeles

 

Ángeles era todo corazón, pues ya se sabe
que el intelecto repite, pero el corazón descubre.