camilo josé cela

pensé en una declaración de amor

 

 

camilo josé cela

 

 

 

los puros de la habana

 

 

 

Cuando acabaste tu carrera, incluso después del año de prácticas,

cuando ya verdaderamente y sin lugar a ningún género de dudas

acabaste tu carrera, me llevaste al parque

 

 

 

leer más

tampoco veo por qué he de renunciar a todo

camilo josé cela: mrs caldwell habla con su hijo

 

el verano en la ciudad

 

 

El verano, hijo mío, es la estación de la ciudad,

el triunfo de la ciudad. A mí me hubiera gustado

veranear contigo en una ciudad que no fuese la nuestra,

en un hotel en el que ya casi no quedaran habitaciones

 

 

leer más

ven a mis brazos otra vez

camilo josé cela

 

un tango de los viejos tiempos

 

 

 

Cuando bailo contigo aquel tango siniestro que empieza

Ven a mis brazos otra vez, olvida lo que pasó, me

siento una niña. ¡No somos nadie, hijo mío

 

 

leer más

ya veremos hasta cuándo

camilo josé cela

 

los perros de lujo

 

 

 

 

Quisiera ser perro de lujo, Eliacim, caniche soñador,

foxterrier audaz, basset sentimental,

scottish-terrier ensimismado,

pointer aventurero, pekinés huraño

 

 

leer más

a mí los túneles me dejan indiferente

 

30

 

los pensamientos del túnel

 

Cuando el tren se mete en el túnel, hijo mío,

como un brazo que entra en la manga

de un traje de etiqueta, todos los viajeros

procuran adoptar posturas convencionales,

 

leer más

nadie le dijo, dame la mano, ricardo henriques

 

El mar, un mar, ese mar

 

El mar es una palabra que me causa náuseas,

algo de lo que no puedo hablar con

serenidad. El mar es una joven bella

e insoportable a quien las cosas le han ido demasiado

bien en esta vida.

 

leer más
  1. Propongo una explicación ( ) de este hermoso y potente texto, tanto para hacerle justicia como para hacer justicia a…

  2. Aprovecharé este poema para explicarme —a mí mismo sobre todo— algunos asuntos de la poesía y la poética que, estando…